En el homenaje a Ana Luz

Hoy en la Historia

Más del 22F en Ecured…

En #Guantánamo

  • En 1961, unidades de las FAR y de las Milicias, llevaron a cabo un operativo contra bandidos alzados en Yambeque de Monte Rus.

Más efemérides en…

  • En 1948 la atleta Francisca Cruz, del colegio Enrique José Varona, ganó el evento de la jabalina en la categoría libre en el Carnaval Atlético celebrado en Santiago de Cuba.

Más efemérides deportivas en…

Por Elio Antonio


Ana Luz García.

Ana Luz García Calzada, narradora y poeta. Licenciada en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UH.

El martes 19, segundo día de celebraciones por la Semana de la Cultura (del 18F al 24F)1 en el municipio Guantánamo, pasadas las 06:00 pm se realizó en el salón principal de la Casa de Cultura Rubén López, un homenaje a la escritora guantanamera Ana Luz García, por sus 35 años en quehaceres literarios. Era el espacio de un conversatorio llamado Contrapunto, conducido por José Ramón Sánchez que habitualmente se desarrolla en la Biblioteca Ateneo de nuestra ciudad, el 3er martes de cada mes.

Como suele ocurrir en esta urbe con tantísimos espacios dedicados a las artes, la literatura, las ciencias o cualquier otro campo del conocimiento: el salón estaba casi vacío. Imagino que muchos pudieran pensar que es por motivos de poca promoción; pero a mi juicio, la falta de interés del guantanamero por crecerse espiritualmente, es un efecto de la crisis de valores que durante años hemos estando ahondando. En dos ocasiones se alzaron voces para con asombro, expresar —entre otras cosas— que aquella gran sala “se había llenado”.2 Espero algún día que los citadinos nos demos cuenta —o nos hagan notar—, que tenemos muchas actividades durante todo el año, que muy bien sirven para entretenernos sanamente; de las que podemos aprender algo sublime y no pocas veces, impresionar a quien invitemos a un paseo. Tengo la experiencia.

En la Punta del Iceberg fue el título escogido para la presentación. Una antología de cuentos cortos escritos por guantanameros diversos. “Cuentos que transitan por el más puro realismo, otras bajo el signo del absurdo o el grotesco y algunas, las menos, enmarcadas dentro del variopinto mundo de la fantasía”. También nos asegura Ana Luz desde el prólogo, que “para el lector curioso, atento al desarrollo literario local y nacional, esta antología puede ser un instrumento poderoso en ese, a veces inconsciente, acto de defensa de nuestra identidad, y un buen aliado para el necesario ejercicio del conocimiento y reconocimiento de un grupo de autores que han dedicado gran parte de su tiempo al duro bregar literario”.

Bajo la sombra del Ciruelo Rojo alabanzas para Ana Luz García Calzada

[…]Eldys Baratute socializó con los participantes de la cita la buena nueva de la reedición por la Editorial José Martí del libro Historias del Otro, publicación de Ana Luz del año 2000, y convidó a esta creadora comentar durante el encuentro sobre su novela Marginalia, título del sello territorial El Mar y la Montaña.

Radio Guantánamo

La Directora de Cultura en el municipio hizo un recuento de los antecedentes al libro, pues muy justamente esperaba que aquella actividad fuera un homenaje, más, que el un lanzamiento de un libro. Por sus palabras supe que no pocos problemas, hubo de enfrentar la homenajeada por quienes se molestaron ante la inclusión o no, de los autores finalmente escogidos para esta colección, encargo de Arturo Valdés, otrora Director Provincial del Cultura y hoy, Director del Fondo Cubano de Bienes Culturales.

Al momento de escuchar las palabras de la afable escritora, ésta profundizó en los motivos de su elección, dejando ver lo difícil que le resultó dicho trabajo.

Finalmente se hicieron varios agradecimientos por los autores allí presentes, incluidos en la obra antológica y con una música más apropiada para la ocasión que, la utilizada para amenizar el espacio mientras esperábamos por su inicio, se entregaron obsequios a la meritoria guantanamera. La Casa de Cultura nos ofreció una «copa» de vino como colofon.

No desaproveché la oportunidad para comprar un ejemplar (8, 00 CUP) y pedir fuera autografiado por su autora, el cual me está resultando muy interesante. Como he hecho en otras ocasiones, quienes —de cualquier parte de Cuba— deseen adquirirlo, solo escríbanme a elio.marrero@uic.cu y facilitaré la gestión con la siempre solícita administradora de la librería Asdrúbal López.

Saludos 😉

 


  1. Del 18 de febrero, natalicio del bardo Regino E. Boti y hasta el 24, por el inicio de la Guerra necesaria.
  2. “Los extintos estudios de público son indispensables a la hora de elaborar un plan que satisfaga a todo tipo de gustos y demandas, para que no ocurra que la mayoría de las propuestas las consuman los propios trabajadores de Cultura —yo suelo llamarle a este público empujado por las administraciones: público de relleno—, a decir de ellos mismos.” Flashazos de una fiesta artística (http://venceremos.cu/guantanamo-cultura-noticias/5024-flashazos-de-una-fiesta-artistica-en-guantanamo)

 


Espacio para Promociones

Cartel de la 40 Semana de la Cultura Guantanamera.

Share

1 comentario

  1. Hola 🙂

    Me ha gustado leer a Ricardo Riberón Rojas y hoy, entre a Cubaliteraria y en su más reciente artículo, encontré un criterio sobre un fenómeno que lamento haber abordado en este artículo:

    «Me sorprendió que en las dos tuve público, cosa poco esperable en estos tiempos en que el imperio de lo material y del consumo aparatoso de joyas, prendas de vestir y toda clase de arreos dorados, junto a los desembolsos alegres constituyen el más reiterado patrón de éxito en nuestra cotidianeidad.

    «Por supuesto que pregunté y supe que en uno de los casos se trataba de trabajadores de las bibliotecas del territorio, y en el otro de los promotores de los distintos consejos populares. En otro momento de mi ya larga vida profesional me hubiera disgustado enfrentarme a un público cautivo (recuerdo que en algún momento le decíamos «público amaestrado»), pero esta vez no. Y no es que ya los hábitos de consumo cultural al uso me hayan derrotado, es que considero que estamos arribando a un nuevo momento en que a la oralidad literaria le urge recuperar su papel movilizador de conciencias hacia los paradigmas humanistas que necesitamos para enfrentar la barbarie de la pseudocultura, tan dinámica y relumbrante.

    Bueno, coincido con el escritor villaclareño en que «urge recuperar su papel movilizador de conciencias hacia los paradigmas humanistas que necesitamos para enfrentar la barbarie de la pseudocultura, tan dinámica y relumbrante.»

    Saludos 😉

Responder a Elio Antonio Cancelar la respuesta

Tu email nunca se publicará.